¡Bienvenida a las familias hispanohablantes!

Consejos generales a los padres

De CoursPriveCefop
Aller à : navigation, rechercher
 Carta del curso -:- Consejos generales a los padres -:- Tarifas -:- Contactar 


GENERALIDADES

Sería vano creer que el curso por correspondencia sea una solución ideal o una solución fácil. Puede ser necesaria, a causa de la desgracia de los tiempos, para que su hijo no sea pervertido por la caída vertical de los niveles escolares y de la moralidad en las escuelas y colegios. Pero resulta esencial ser consciente de los inconvenientes y las dificultades específicas de la escolarización por correspondencia.

En primer lugar, su hijo o hija estará solo. No se beneficiará del cuadro habitual de la escuela, del medio educativo, de la disciplina, de la concurrencia de otros niños de su edad, de las explicaciones de enseñantes presentes. Su hijo va a encontrarse librado a sí mismo, frente a libros e impresos, frente al muro de su habitación, o a la ventana, tras la cual multitud de cosas entretenidas se desarrollan ante sus ojos. Y, a menos que creamos en los delirios de Jean Jacques Rousseau, hay que recordar que la naturaleza está herida por el pecado original, y una de sus notas dominantes es la pereza. Se verá tentado de jugar más que de trabajar, y de hacer trampas para recuperar el tiempo perdido.

Verdaderamente, si no se vela sobre él, el resultado de esta forma de escolaridad podrá resultar lamentable. Su hijo no hará nada, hará trampa y cogerá este hábito, se instalará en la pereza, no aprenderá nada, se convertirá en un mal estudiante. Este fenómeno explica el origen de la mala reputación de los cursos por correspondencia.

Para evitar en lo posible los inconvenientes de la enseñanza a distancia, es necesario insistir en el papel del curso mismo y también en el papel educativo de los padres.

CURSO CATÓLICO

El propio curso no sería serio si se organizara con el fin de “hacer dinero” y no para salvar a los niños. Esta es la finalidad que persigue el curso Santo Domingo Savio y Santa María Goretti.

Hay que decir en este punto que aquellos que han escrito y organizado el Curso, previsto el ritmo semanal, concebido los soportes por materia, lo han llevado a cabo a título voluntario. Incluso si las necesidades de la vida imponen en justicia indemnizar los gastos que se siguen de ciertas prestaciones, todos aquellos que colaboran quieren que esta obra permanezca en primer lugar ordenada a la Gloria de Dios y la Salvación de los niños.

Dicho esto, la perfección permanece como un ideal hacia el que debe tenderse; a pesar de los esfuerzos constantes de cada uno, ustedes encontrarán probablemente defectos en ciertos soportes del curso. Son revisados cada vez que una dificultad real queda señalada por un corrector, los padres o los adultos encargados de ayudar a los niños a trabajar; su comprensión, su experiencia y su ayuda serán apreciados en este sentido. En la práctica, es preferible señalar por escrito (correo postal, correo electrónico,…) los errores o los defectos descubiertos en su nivel.

Para que la aportación pedagógica de un curso por correspondencia beneficie lo más posible a su hijo, es necesario, por experiencia, insistir en los puntos siguientes:

Una organización material

Una organización material lo más rigurosa y los más eficaz posible: suministros completos de libros y documentos necesarios; rapidez de las respuestas y de los circuitos de correspondencia; claridad de las correcciones; eficacia del secretariado. Para paliar los períodos de las huelgas, y la degradación de los servicios postales, es primordial el uso de todo medio adaptado (teléfono, correo electrónico, …) a fin de permanecer en contacto con el Curso, en particular con el Secretariado.

Una pedagogía adaptada

Una pedagogía adaptada al modo de enseñanza por correspondencia. Un libro de clase escrito sirve de soporte a las explicaciones del profesor. No obstante, estas explicaciones no se dan y no pueden ser enteramente remplazadas por las de los padres o del preceptor. Se hace necesario entonces un estilo diferente. He aquí la razón por la que casi todos los soportes del curso han sido enteramente escritos y compuestos por enseñantes deseosos de aplicar la Carta del Curso, bajo forma informatizada y fotocopiada según las necesidades, de modo que pueda ir mejorándose con la experiencia progresivamente adquirida.

La corrección de deberes

Debe desarrollarse un intercambio lo más amplio posible entre el alumno y el profesor en lo referente a la corrección de deberes. El alumno puede y debe pedir explicaciones. El profesor puede y debe hacer rehacer ciertos deberes o ejercicios que no estuvieren bien hechos con la finalidad de evitar al alumno la repetición de faltas “por costumbre”… etc.

Un control

Un control lo más eficaz posible de los conocimientos adquiridos debe organizarse anualmente, según las posibilidades de lugar y de fecha que les serán precisados en su momento. Existe, no obstante, el riesgo de que esta disposición sea difícil a las familias por las cargas y gastos que supone así como por los problemas de distancia. La utilidad y eficacia de estas pruebas son de tal modo incontestables, evidentes, que sería una lástima privar de ellas a los alumnos.

LA ORGANIZACIÓN DE LAS JORNADAS DE CONTROL PEDAGÓGICO ES PESADA
RESPONDER EN EL TIEMPO INDICADO A LAS CIRCULARES FACILITA EN GRAN MEDIDA LA LABOR DE AQUELLOS QUE ESTÁN AL CARGO DE DISPONERLAS.

EL PAPEL DE LOS PADRES

Ya hemos dicho que la escolaridad por correspondencia no es una solución fácil, especialmente para los padres. Sea cual sea la seriedad del curso utilizado, el resultado educativo depende en gran medida de su intervención. La de los enseñantes es lejana y únicamente por escrito. Es pues a los padres a quienes incumbe la labor, el reemplazo, las explicaciones para ayudar a los niños. No se hagan ilusiones puesto que esto pesará grandemente sobre su empleo del tiempo, sobre su fatiga. Es necesaria la paciencia, la tenacidad, el valor. Piénsenlo bien; prevéanlo; y no adopten la escolaridad por correspondencia más que si realmente no existe para ustedes otra solución viable.

De otra parte, ustedes deben todo a sus hijos; su educación cristiana es uno de sus primeros deberes de estado; relean la encíclica “Divini illius magistri”; recuerden que existe materia de pecado grave en el hecho de confiar a los hijos a escuelas que no son católicas…

Si no existe otra solución hay que escoger la que queda aunque sea pesada. Y rezar para recibir las gracias necesarias al cumplimiento del deber propio.

Expuesto lo anterior, lean atentamente las instrucciones que siguen, y persuádanse de que su intervención es esencial en los puntos siguientes:

En primer lugar, la disciplina recae enteramente en sus manos. A ustedes les toca imponer horarios y mantener la seriedad en el trabajo. Dejado a su suerte, el niño no se sostendrá o bien poco, y cada vez menos a medida que las semanas avancen.
El primer control del trabajo también les toca. Es necesario imponer los trabajos y las lecciones en los tiempos requeridos, verificarlos, hacerlos recitar.

Únicamente ustedes pueden hacerlo.

La vigilancia del trabajo es esencial, en particular sobre los deberes a llevar a cabo. La trampa es un hábito que se adquiere pronto, y que les es necesario evitar a todo trance.
Los consejos y las explicaciones finalmente son a menudo necesarias y con frecuencia pedidas por el alumno que no comprende y que aprende progresivamente a trabajar solo.

Pero, atención:

Un defecto grave proviene muy a menudo del exceso de celo de los padres. Si ayudan demasiado a sus hijos, se arriesgan a ir demasiado lejos. Serán ustedes quienes habrán hecho su trabajo. Las notas serán buenas. Creerán que el resultado es bueno, y el día del examen se llevarán una terrible desilusión, puesto que el niño se encontrará entonces dejado a sí mismo, solo ante su copia, y ¡quedará al descubierto que no habrá asimilado nada de lo que tanto tiempo y esfuerzo les costó!

He aquí uno delos principales escollos a evitar, y que puede desembocar en un fracaso completo. El buen resultado se obtendrá si el alumno aprende a trabajar solo. Para ello ustedes deben aconsejarle, guiarle, explicarle, sobre todo enseñarle a buscar y a encontrar la solución por sí mismo; jamás resolverle la dificultad ustedes mismos, ni hacer el trabajo o resolver el problema delante de él o en su lugar.

Un ejemplo simple aclarará esta cuestión: “Papa, ¿qué significa esta palabra del dictado que estoy preparando?” “Esta palabra significa…”. El fruto educativo se ha perdido. Han resuelto el problema, el niño olvidará la palabra y su significado tras el siguiente descanso. Al contrario: “Papá, ¿qué significa esta palabra del dictado que preparo?” “¿Cómo? Coge tu diccionario y búscala, después ven y explícamela”. Entonces el niño la busca. Tomará la costumbre, el hábito del esfuerzo; conocerá su alfabeto; se verá forzado a retener la ortografía de la palabra para encontrar su significado; al mismo tiempo habrá podido reparar en otras que habrán despertado su interés, y enriquecido su vocabulario; habrá hecho funcionar su “sentido común” y retenido el significado de la palabra. Y, durante la comida del día siguiente, ustedes le harán explicar el significado de la palabra a sus hermanos y hermanas…

EL PRECEPTORADO

El papel de los padres es por lo tanto esencial. Pero ¿podrán llevar a cabo esta labor? ¿dispondrán del tiempo necesario? ¿de la libertad de espíritu que implica? ¿de las competencias requeridas?

Si las dificultades surgen aquí, lo que ocurre a menudo, la fórmula del preceptorado en cuanto sea posible se aconseja vivamente. Es necesario encontrar entonces a la persona adecuada que les secunde. Quizá les fuera posible agruparse con otras familias para compartir los gastos.

Para que esta fórmula del preceptorado dé buenos frutos, hay que atender a la cuestión de la autoridad. Un buen preceptor debe ser persona de buenas costumbres y de buena doctrina amén de estar dotado de autoridad. No debe hacer el trabajo de los niños sino obligarlos al esfuerzo, mantener la disciplina y el orden, controlar, supervisar y guiar a los niños.

Se apreciarán sus calificaciones pedagógicas si las aporta, pero éstas se situarán en segundo plano. Es preferible una persona poco competente pero con autoridad a una persona competente desprovista de ella.

DIRECTRICES PRÁCTICAS (a releer de tanto en tanto)

REPARTICIÓN DEL CURSO

Los cursos quedan repartidos sobre un programa de 20 semanas en Terminal, 25 semanas en Première y 30 semanas para el resto de clases. Los padres disponen estas semanas a su gusto durante un año escolar normal de 10 meses (de septiembre a junio). No es provechoso alargar el trabajo; el esfuerzo del alumno debe ser regular.

POR RAZONES PRÁCTICAS, LOS SOPORTES DEL CURSO, DOCUMENTOS Y OTROS ÚTILES PEDAGÓGICOS SE REMITEN EN TRES PARTES DE 10 SEMANAS. LA ACTIVACIÓN DE CADA ENTREGA LA LLEVA A CABO AUTOMÁTICAMENTE EL SECRETARIADO EN FUNCIÓN DEL ENVÍO DE DEBERES, Y TRAS LA RECEPCIÓN DEL PAGO DEL TRIMESTRE CORRESPONDIENTE.

Se recomienda vivamente no comenzar demasiado tarde ya que el tercer trimestre resulta siempre demasiado corto para terminar el curso. Es preferible tomar 11 semanas para cada uno de los dos primeros trimestres, y dejar 8 para el restante.

Serán los padres o el preceptor quienes tomen las disposiciones de detalle necesarias sobre las semanas en que deberán tomarse días de descanso, en particular fiestas religiosas o de obligación, con la finalidad de dar con el número conveniente de semanas y horas de curso. Por experiencia, resulta peligroso iniciar el curso después del 15 de septiembre.

EMPLEO DEL TIEMPO

Se les comunica a ustedes al inicio del curso. Se aconseja seguirlo puesto que su disposición a lo largo de la semana hace el trabajo más provechoso. No es deseable que el alumno disponga de todas las materias a la vez puesto que se verá tentado a realizar en primer lugar los trabajos que le gustan y terminar el resto con prisa. Resulta de gran utilidad que los padres velen sobre el desarrollo del trabajo y sobre la aplicación.

Desde luego, cada familia puede adoptar las modificaciones de detalle que le convengan, especialmente en función del tiempo disponible de los padres para ayudar a sus hijos.

Pero tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:

Dejar preferentemente la mañana para las materias difíciles (matemáticas, latín, francés…) y reservar el mediodía para las materias reputadas más fáciles (historia, geografía, ciencias naturales…) puesto que el niño es más capaz para el esfuerzo intelectual por la mañana que por la tarde.
Conservar el número de horas de trabajo previsto por semana en cada materia para no perturbar la disposición general del curso, ni modificar la importancia relativa de cada materia.

ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

Para cada materia, el alumno lee en primer lugar atentamente el curso; lo relee varias veces si es necesario. Dispondrá para ello de un cuaderno reservado a cada una de ellas, sobre el que debe copiar los resúmenes, las reglas, los teoremas, generalmente todos los puntos importantes del estudio del curso.

EJERCICIOS A CONSERVAR EN CASA

Sobre los cuadernos, adecuadamente, cada semana, en las diferentes materias, el alumno debe llevar a cabo en casa ciertas tareas que no enviará al Curso.

Estos deberes o ejercicios conservados en casa serán verificados y corregidos por los padres.

PARA FACILITAR SU CORRECCIÓN LOS MODELOS DE CORRECCIÓN DE ESTOS EJERCICIOS SE INCLUYEN EN EL CURSO. NATURALMENTE SÓLO LOS PADRES DEBEN TENER CONOCIMIENTO DE ELLOS. CONSTITUYEN SU “LIBRO DEL MAESTRO” Y NO DEBEN DEJARSE BAJO NINGÚN CONCEPTO EN MANOS DEL ALUMNO.
LOS DOCUMENTOS DEVUELTOS AL ALUMNO DEBEN SER VERIFICADOS ATENTAMENTE POR LOS PADRES O EL PRECEPTOR.

Auxiliados por estas correcciones, los padres podrán verificar el trabajo del alumno y rectificar los errores y las cuestiones mal comprendidas. La corrección es muy importante. El alumno debe anotar sobre una hoja simple, una por materia con su nombre y número de inscripción, las preguntas sobre los puntos que no haya comprendido, y unirla al dossier de copias de deberes para enviar.

DEBERES SEMANALES PARA ENVIAR

Para cada materia, cada semana, el alumno realizará un deber de control, debe hacerlo el alumno solo, y se enviará a la corrección.

ESTE TRABAJO SE HARÁ EN LIMPIO, SOBRE UNA COPIA DOBLE 21X29,7 BLANCA (SIN CUADRITOS), 
INCLUYENDO OBLIGATORIAMENTE LA CABEZA DE COPIA FACILITADA POR EL CURSO. 
ESTA COPIA DEBE ESCRIBIRSE LEGIBLEMENTE Y DEBE RELLENARSE CON CUIDADO.

                  UNA COPIA POR MATERIA OBLIGATORIAMENTE
              (EXCEPTO PRIMARIA QUE ENTREGARÁ UNA COPIA SEMANAL)

DEBE ENVIARSE LA SEMANA COMPLETA PARA PERMITIR EL SEGUIMIENTO DEL ALUMNO. 
LOS DEBERES QUE FALTEN, EXCEPTO PREVIO ACUERDO, SE PUNTUARÁN COMO CERO.
ÚNICAMENTE SE PERMITEN TINTAS AZULES O NEGRAS, QUEDANDO EXCLUIDO EL USO DE CUALQUIER OTRA TINTA. 
NO PUEDEN GRAPARSE LAS COPIAS, SE PUEDE AÑADIR UNA HOJA SIMPLE SI FALTA ESPACIO (REPITIENDO EL NOMBRE Y LA MATERIA)
O CONSERVAR LAS PÁGINAS EN BLANCO NO UTILIZADAS PARA DISMINUIR LOS GASTOS POSTALES.

EXPEDICIÓN DE LOS DEBERES Y DEL CORREO

Los deberes deben enviarse al final de la semana, con las preguntas eventuales sobre aquello que no haya quedado claro.

ODO SE ENVIARÁ EN UN SOBRE ÚNICO CORRECTAMENTE TIMBRADO, EN EL CUAL SE INCLUIRÁ OTRO SOBRE DEL MISMO FORMATO PARA EL RETORNO DE LAS CORRECCIONES,
Y TIMBRADO ATENDIENDO AL PESO DE UNA O DOS HOJAS DE CORRECCIÓN SUPLEMENTARIAS.

EN EL CASO DE ENVIAR COPIAS DE PRIMARIA Y SECUNDARIA (HIJOS EN LOS DOS CICLOS), ADJUNTAR DOS SOBRES DE RETORNO. 
EL CIRCUITO DE CORRECCIONES NO ES EL MISMO.

                          ENVÍO A LA DIRECCIÓN
                           COURS PRIVÉ CEFOP
                          BP 16-79390 THÉNEZAY - FRANCE


ATENCIÓN

LA ESCOLARIDAD AL CURSO PRIVADO CEFOP IMPLICA EL ENVÍO DE UN DOSSIER DE DEBERES POR SEMANA. TODO RITMO DISTINTO DEBE SER JUSTIFICADO:

SEA POR CERTIFICADOS MÉDICOS EN CASO DE ENFERMEDAD
SEA A PARTIR DE EXPLICACIONES APROPIADAS E INTERCAMBIO DE CONSEJOS CON EL SECRETARIADO O LA DIRECCIÓN, RESULTANDO DE ELLO LA ADOPCIÓN DE UN PROGRAMA ESCOLAR ESPECÍFICO ADAPTADO AL NIÑO EN CASO DE DIFICULTAD ESCOLAR.

EN AUSENCIA DE TAL EXPOSICIÓN DE RAZONES, EL CURSO PRIVADO CEFOP CONSIDERARÁ QUE NO SE DA UNA ESCOLARIDAD NORMAL A SU HIJO. DESPUÉS DE DOS CARTAS DE ADVERTENCIA, UN CERTIFICADO DE RADIACIÓN SE DIRIGIRÁ A LA FAMILIA Y AL AYUNTAMIENTO DE RESIDENCIA DEL NIÑO.

RETORNO DE DEBERES-SEGUIMIENTO ESCOLAR

Las correcciones les serán reexpedidas directamente por el secretariado de Thénezay, tras centralización y control. Los deberes se puntúan sobre 20 en secundaria y sobre 10 en primaria. Cada semana conllevará un boletín de notas.

Al recibir sus deberes corregidos, el alumno deberá repasarlos atentamente. Deberá leer bien las anotaciones y correcciones así como las respuestas a sus preguntas eventuales y aprovechar las observaciones. De este estudio de las correcciones se puede sacar gran provecho para un mejor progreso. El alumno debe hacer también las correcciones por escrito que se le pidan.

En este punto la asistencia de los padres es también indispensable. Se llama su atención de forma particular sobre los deberes que el alumno debe rehacer, en caso de incomprensión notoria, o de chapucería evidente.

En fin, cada trimestre, recibirán un balance con las apreciaciones de diversos profesores sobre el trabajo del alumno y los esfuerzos particulares que se le piden.

LIBROS Y MATERIALES

En principio toda la documentación necesaria está contenida en el curso. El alumno puede utilizar libros bajo reserva de control de los mismos por parte de los padres, aunque esto es facultativo. Únicamente se pide procurarse un atlas para la geografía y un buen diccionario.

Esta última herramienta de trabajo es indispensable. Se necesita un pequeño diccionario corriente que el alumno pueda manejar a menudo y cómodamente, y tener constantemente a mano.

Atención no obstante a ciertos diccionarios poco recomendables. Los menos malos nos parecen ser en la hora actual:

LATÍN pequeñas clases: Latin/ Français Gaffiot, ou Gabriel chez Hatier.
LATÍN grandes clases: Latin/ Français Gaffiot, ou Decahors chez Hatier.
FRANÇAIS: Quillet usuel chez Flammarion. Para los mayores: Robert en 3 volumes (ou en 10 volumes mais attention au Prix); Quillet en 3 volumes (ídem).
LANGUES VIVANTES: las ediciones PETITE LAROUSSE.
GÉOGRAPHIE: Atlas BORDAS.
LITTÉRATURE: Petits classiques LAROUSSE et HACHETTE.

REDUCCIONES EVENTUALES

Si se comprueba que el alumno tiene dificultades para seguir el ritmo de los cursos, sea porque dispone de pocos medios, sea porque es lento, cabe la posibilidad de aliviar en parte el volumen de trabajo. La apreciación deben llevarla a cabo los padres o el preceptor, de acuerdo con el Curso. Si lo consideran necesario, no duden en contactar con el secretariado y pedir consejo; siendo cada caso singular será posible encontrar una solución entre las que la experiencia propone, y la elección debe tomarse con prudencia y consejo.

CERTIFICADO DE ESCOLARIDAD

Se pueden proporcionar certificados de escolaridad bajo demanda. En caso de que alguna administración les pida informaciones concernientes a nosotros, tengan cuidado de precisar que se trata del curso C.E.F.O.P. declarado en la academia de Versalles, el 20 de junio de 1981. El Curso reúne las garantías exigidas por la ley del 22 de agosto de 1946 para dotar de derecho al subsidio familiar en la obtención de títulos a niños que siguen sus estudios por correspondencia: carta de la academia de Versalles, referencia CD/SR/Nº 000227 D.A.E.I. de 29 de noviembre de 1984. Como consecuencia de un cambio de sede social, actualmente se sitúa bajo el control de la academia de ORLÉANS/TOURS bajo las referencias DOVS 4/Nº 0014 65, Nº ÉTABLISSEMENT: 0180851 C.

A partir de los 16 años, las ayudas familiares pueden bloquear las prestaciones de trimestre en trimestre, y exigir certificados de asiduidad que les serán proporcionados. No duden en pedir consejo al secretariado.

ATENCIÓN:

el Curso queda comprometido emitiendo certificados de escolaridad. Éstos deben corresponder a la REALIDAD de una escolaridad efectiva y regular (un certificado pedido en febrero no será expedido si no han sido enviados a la corrección un número de deberes correspondiente al trabajo escolar efectivo de un trimestre y medio). El Curso no expide certificados de complacencia.

LIBRO ESCOLAR-EXPEDIENTE ACADÉMICO

Al fin del curso escolar, el Curso proporciona un expediente escolar anual (libro de escolaridad). En caso de necesidad particular, contacten con el secretariado.

MATERIAS OPCIONALES

La elección de materias opcionales debe precisarse en la ficha de inscripción. Las modificaciones ulteriores son posibles bajo reserva y de acuerdo con el Curso.

MATERIAS OBLIGATORIAS A OPCIÓN

INSTRUCCIÓN RELIGIOSA

En el Curso Santo Domingo Savio-Santa María Goretti, esta materia es la primera que se imparte: es obligatoria. No se acepta ninguna inscripción sin la instrucción religiosa.

Pero su campo de estudio es muy vasto: para la secundaria, se reparte entre los 7 años de los dos ciclos. Se da entonces un problema de adaptación a los alumnos que proceden de otro lugar. Se trata de evitarles el rehacer partes ya estudiadas en otra escuela y el quedar en la ignorancia de otras más útiles.

Además, los alumnos no siguen todos sus estudios con el curso CEFOP hasta Terminal, y algunos no tendrán el tiempo necesario para estudiar el conjunto del programa de esta disciplina.

Una opción es dejar a los padres y a los alumnos la posibilidad de elegir el año que desean seguir o hacer seguir si el que coincidiera con su curso escolar, especificadas más abajo, no les conviniera.

Secundaria primer ciclo
Clase de 6ème: el Dogma Católico
Las verdades de la Fe, los Mandamientos y las Virtudes, los Sacramentos y la Gracia.
Clase de 5ème: la Santa Liturgia
El Misal, el Breviario, el Ritual Romano.
Clase de 4ème: la historia de la Iglesia
De Pentecostés a Carlomagno, de Carlomagno a la Reforma, del siglo XVII a nuestros días.
Clase de 3ème: la Sagrada Escritura
Los libros de Moisés, continuación del Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento.
Secundaria segundo ciclo
Clase de 2º: la Apologética cristiana
Dios existe, Jesús el Verbo encarnado, la Iglesia Católica.
Clase de 1º: la Teología dogmática
El Creador y la Creación, Jesús el Salvador, la Iglesia continuadora de Jesús.
Clase Terminal: la Teología moral
Los Mandamientos, las Virtudes y los vicios, la Ascesis Cristiana.

LATÍN

El estudio del latín es en principio obligatorio según los términos del reglamento del Curso. Supone la llave de una cultura sólida y continúa siendo la lengua de la Iglesia. No obstante, la dureza de los tiempos obliga a aceptar excepciones y a admitir adaptaciones.

Es posible hacer seguir al alumno uno u otro de los siete años previstos, continuando con su nivel en latín, y la clase en la que principie. De este modo, un alumno puede iniciar el estudio del latín (con el soporte del curso de latín 06) en cualquier clase de secundaria; de la misma forma, no es raro encontrar alumnos de segundo por ejemplo que siguen el curso de latín de 03 o de 04 más adaptado a su nivel del momento; o aún alumnos de terminal, que siguen por las mismas razones, el curso de latín de 01 o de02.

El secretariado está a su disposición para ayudarles en la elección de estos casos. Por ello, ustedes deberán indicar el número de año de latín escogido en el caso correspondiente.

Nota: en función de las directrices anuales editadas por Educación Nacional, los alumnos que cursen el primer trimestre de terminal recibirán una información para indicarles las posibles ofertas en la elección de lenguas (LV1, LV2, LV3) para el examen de bachillerato; dense cuenta de que el latín se puntúa generalmente de forma más favorable que las lenguas vivas.

MATERIAS FACULTATIVAS OPCIONALES

GRIEGO

Los alumnos pueden comenzar a cursar griego desde 4ème. No se recomienda inscribir a alumnos que no tengan un cierto nivel de latín.

Nota: en lo concerniente al examen de bachillerato, para el griego puede hacerse la misma observación que para el latín.

ARTE

Bajo esta rúbrica, se propone la elección entre las siguientes materias: Costura (2 años)- Dibujo (2 años)- Solfeo (3 años) En la ficha de inscripción harán constar, si es el caso, el nombre del curso escogido y el año que toma el alumno si ya ha comenzado este curso.

LENGUAS VIVAS

Existe la posibilidad de cursar tres lenguas vivas: Inglés, Alemán y Español.

El estudio de la lengua inglesa se valora de modo muy positivo desde la EN: desde hace algunos años, el estudio de dos lenguas vivas ha sido impuesto por la vía de las opciones “abiertas” al bachillerato. Lo mismo que para el latín y el griego (y en muchos casos muy deseable) adaptar la elección de la clase de lengua según el nivel del alumno en dicha lengua (por ejemplo, un alumno de 03 sigue el curso de inglés de 04, el curso de latín de 05, el curso de español de 03 y el curso de griego de 04)

En cada lengua, la enseñanza se corta en años, que no corresponden siempre a la misma clase, ya que se puede estar en primera o en segunda lengua.

Además de la clase en la que el alumno está inscrito es indispensable indicar claramente para cada lengua, qué año está cursando el alumno. Ejemplo: para un alumno de 01 que estudia inglés desde 04, poner: inglés clase de 03.

FÍSICA/ QUÍMICA- CIENCIAS NATURALES

Programa según las secciones.

Los alumnos de Primero y Terminal deben indicar la sección elegida, sea literaria, sea científica puesto que los soportes del curso no son los mismos.


 COURS PRIVÉ par correspondance CEFOP - SAINT DOMINIQUE SAVIO ET SAINTE MARIA GORETTI
Siège : Les Guillots- 18 260 VILLEGENON

Direction :
Courriel : direction[@]coursprivecefop.org

Secrétariat - Inscriptions - Toutes correspondances
Cours Privé CEFOP - BP 16 - 79 390 THENEZAY
Téléphone. 09 61 51 06 16;
Courriel : inscriptions[@]coursprivecefop.org